Ruta del Telar: Una experiencia ancestral

folder_openNoticias
commentNo hay comentarios

En la Araucanía Andina, además de sus parajes y bosques milenarios, se pueden vivir experiencias que te llenen de satisfacción y conocimientos, conectándote con la naturaleza y aprendiendo de ella.

La zona cuenta con diversas localidades que enseñan y muestran la cosmovisión del pueblo mapuche, convirtiéndose en una potente arista del turismo de la región.

En Vilcún, comuna de la Región de La Araucanía, ubicada a 40 minutos de Temuco, encontramos la Ruta del Telar, experiencia que da a conocer la importancia que tiene la lana, tanto económica como culturalmente para la comunidad mapuche.

Se trata del trabajo que realizan 4 artesanas del sector rural de Llamuco, a unos 10 kilómetros de la localidad de Cajón, al ingreso de la comuna de Vilcún, quienes explican el proceso de la lana, pero desde la cosmovisión mapuche, manteniendo las raíces y tradiciones de la cultura ancestral.

Patricia Fuentes, encargada de Turismo y Medio Ambiente de la comuna de Vilcún, señala que la ruta tiene una duración de mediodía y tiene su inicio en la casa de la señora Silvia, donde tomas desayuno tradicional campesino – mapuche y te conversa de lo que hacen, explica el uso del telar tradicional y el diseño mapuche.

Luego de tomar desayuno, apreciando todos los sabores de la gastronomía mapuche,  se avanza hacia la artesana Doris, quien habla sobre el teñido, sobre «cómo se le pide permiso a la naturaleza para extraer las hierbas y cómo se hace el teñido natural de la lana», explica Patricia Fuentes.

El pedirle permiso a la naturaleza para utilizar algo que provenga de ella es muy común en la cosmovisión mapuche, de hecho es lo esencial de su relación con lo que nos brinde la tierra, porque ella necesita respeto y cuidado.

Tras aprender sobre el teñido uno se dirige hacia donde la señora Rosa, que es quien teje la manta cacique y habla sobre la historia mapuche. Ella es quien más nos adentra a la cosmovisión de su pueblo.

Finalmente se termina donde la artesana María Cristina, quien tiene una ruka, a donde se puede ingresar y realizar diversas actividades, como escuchar sus cantos, sus historias y degustar comida típica mapuche, además de apreciar el lugar donde vivía el pueblo.

Por lo que en esta experiencia podrás aprender una actividad que traspasa de generación en generación los conocimientos ancestrales de su pueblo, como lo es la antigua tradición del tejido a telar.

Las artesanas enseñarán a los visitantes desde el secreto de coloración de las lanas, el hilado y confección de prendas en witrales (telares), colorearla de suaves tonos naturales gracias al hervor de plantas autóctonas, hasta trenzar con paciencia los hilos en el witral.

Con ayuda del külio (huso), las mujeres van diseñando los tres símbolos que se repiten en las capas de los caciques y unen lo mágico con lo terrenal.

Estos tres símbolos son el Amka, que representa a una planta medicinal, el Ngüimin que es el símbolo del lonko que representa la eternidad, y el lukutuwe, lugar sagrado.

Por lo tanto, esta nueva forma de hacer turismo permite conocer de primera fuente la elaboración de la vestimenta más importante de la cultura mapuche, además de degustar la gastronomía local hecha por las mismas artesanas.

Efectos de la pandemia

Pero esta hermosa experiencia no se ha salvado de la crisis que ha desatado la pandemia en el sector del turismo. Según Fuentes, desde que se estableció la cuarentena en la zona, las artesanas han mantenido cerrado, ya que se han apegado tanto a lo que dictan desde el Gobierno central como del Gobierno regional .

«Ha sido super difícil, ellas se vieron super afectadas por el tema social, y ya desde marzo que cerraron en un 100 por ciento sus emprendimientos», dice la encargada de turismo de la zona.

Y agrega que «a medida que se vaya ampliando, avanzando en las fases, nosotros vamos a ir abriendo. Ellas cumplen con todo lo establecido, con las precauciones correspondientes».

Por lo tanto, se espera que apenas cambien las medidas del Gobierno en la zona y ya se avance a una segunda fase, estas 4 artesanas puedan volver a realizar y mostrar la Ruta del Telar.

Así que solo queda esperar un poco más para poder ser parte de esta experiencia rica en cultura y en conocimientos ancestrales, para poder conectar lo mágico con lo terrenal y así dar vida a una actividad con historia.

Fotografía: @gabrielbecerrar

Tags: , , , , , , , , , , ,

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú