QUINQUÉN: ejemplo de ecoturismo indígena sustentable

folder_openNoticias
comment5 Comentarios

Si tu próxima aventura como visitante de la Araucanía Andina considera conocer una experiencia auténtica de vida pewenche, debes llegar hasta un lugar mágico donde no sólo se conserva celosamente el bosque para las futuras generaciones, sino también se transmite de manera inmensa el respeto hacia la Ñuke Mapu. Hablamos de la popular comunidad pewenche de Quinquén, que se  encuentra ubicada a unos 35 km al sur de Lonquimay, en las cercanías del lago Galletué. También se puede llegar desde Icalma (40 km), Liucura (40 km) o desde el Paso Internacional Pino Hachado (60 km).

Esta comunidad indígena es reconocida por haber encabezado a fines de los años 80 y comienzos de los 90, un tenaz pero pacífico movimiento por el reconocimiento de sus derechos territoriales y por la protección legal de la araucaria en Chile. De esta forma, se consiguió que esta especie fuera declarada monumento natural, prohibiendo su tala y asegurando su conservación. Además, luego de un largo proceso, la comunidad obtuvo los títulos de dominio de sus tierras ancestrales.

Hoy en Quinquén viven aproximadamente 50 familias pewenche en una estrecha relación con su entorno y en particular con la araucaria, considerado un árbol sagrado y elemento principal en su alimentación y economía, constituida ancestralmente como una de sus principales fuentes de identidad cultural. Además de todo este valioso patrimonio cultural e histórico, Quinquén es un territorio de notable valor paisajístico, formado por un imponente relieve montañoso, con volcanes y cuerpos de agua dulce, además de su extraordinario bosque nativo de araucarias, lengas y otras especies de flora alto andina que cubren el 90 % de la totalidad de su territorio. Estos bosques mantienen un alto grado de integridad ecológica y están conectados con el Parque Nacional Conguillío y la Reserva Nacional China Muerta.

Durante los últimos años, la comunidad ha trabajado en la creación del “Territorio de Conservación Indígena de Quinquén”, una iniciativa modelo de ecoturismo que compatibiliza la conservación del patrimonio natural con el fortalecimiento de la identidad cultural de un pueblo originario. En Quinquén, podrás recorrer numerosos senderos, realizar cabalgatas y otras actividades al aire libre, así como también convivir algunos días con familias de la comunidad, conocer directamente distintos aspectos de la historia y cosmovisión mapuche-pewenche o compartir agradables momentos en torno a un fogón, con yerba mate, piñones o un asado de cordero. En verano puedes participar con familias de la comunidad en las veranadas y en otoño de la recolección de piñones.

También podrás adquirir variados productos locales como artesanía, alimentos, extractos naturales, y otros productos pewenche. El lago Galletué también ofrece interesantes panoramas. La desembocadura del río Ñirreco, está en el margen noroccidental del lago y se ubica a tan sólo 6 km del valle Quinquén. En este lugar, donde se proyecta la instalación del camping “Follil Pewenche”, administrado por la comunidad, el visitante encontrará una hermosa playa de arenas negras, formada por escoria o roca volcánica, transportada por el río hasta el borde del lago. Desde aquí podrás descubrir nuevos senderos junto al lago, reconocer rocas graníticas del Complejo Plutónico Galletué de edad cretácica (entre 80 y 90 millones de años) o explorar la zona del río Ñirreco y disfrutar de una tarde de baño en sus playas.

Pero todavía hay más por conocer. Hacia el margen oriental del lago Galletué, se encuentra el nacimiento del Bio Bío, uno de los ríos más importantes del país. Recorrer esta zona puede ser una buena alternativa antes de regresar a Icalma o Lonquimay. El turista además tiene la posibilidad de cabalgar junto a los guías locales del Refugio Pewenche visitando lugares de carácter histórico para la comunidad y apreciando la interrelación del paisaje, los recursos naturales y la forma de vida de los pehuenches o “gente del pehuén”.

Otro destino de la Araucanía Andina que tiene un gran legado cultural y que hoy es ejemplo de un ecoturismo de carácter sustentable en esa zona de nuestra cordillera.

 

 

 

 

 

Contenidos relacionados

5 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú