El gran Geoparque Kutralkura y las maravillas de Curacautín

folder_openNoticias

En la Araucanía Andina nos encontramos con un lugar único, lleno de historia, de cultura, de fauna y flora nativa, volcanes activos, termas y diversas actividades para realizar.

Hablamos del Geoparque Kütralkura, primer territorio de Chile que se integra a la Red Mundial de Geoparques de la Unesco.

Con más de 200 millones de años de historia geológica, este lugar fue escogido por la Unesco para aumentar la conciencia de la geo diversidad y promover las mejores prácticas de protección, conservación, educación y turismo.

Este Geoparque abarca las comunas de Vilcún, Cunco, Melipeuco, Curacautín y Lonquimay, donde su corazón es el Parque Nacional Conguillío.

Una de sus particularidades es la presencia de volcanes activos, como el LLaima y el Lonquimay al norte, Sollipulli al sur, el Tolhuaca (sin actividad en los últimos años) y el Sierra Nevada, los que pueden ser visitados a través de las seis áreas silvestres que existen en todo el lugar.

En esta oportunidad hablaremos de la zona de Curacautín y Manzanar-Malalcahuello, insertas en este Geoparque de Araucarias milenarias.

En Curacautín nos encontramos con varios servicios así como también con muchos atractivos, como termas, volcanes, parques, el Centro de Sky Corralco, Cascadas, ríos, lagunas y una ciclovía histórica.

Un exquisito panorama durante este invierno es aprovechar las termas. Las Termas El Cañón Blanco están funcionando ofreciendo servicios de tina y cajones que se alimentan de agua natural, a los que solo se accede por un camino habilitado para vehículos 4×4 y se debe caminar por un pequeño sendero.

También cuenta con piletas inmersas en un bosque de coihues y chequenes, entre el río Blanco y el río Negro.

Son 7 piletas termales para 6-8 personas cada una, donde el tiempo máximo al interior de ellas es de 3 horas, y la entrada a ellas es $24.000 adultos y $19.000 niños en horarios de 11:00 am a 15:00 pm y de 15:30 a 19:30 horas.

Además cuenta con disponibilidad para alojarse, pero se debe reservar con anticipación en su página web www.canondelblanco.cl.

Aquí también se cuenta con alojamientos criollos, acogedoras cabañas ubicadas en el sector, a una distancia del centro termal de 3-4 kilómetros, disfrutando de una experiencia de turismo rural con los vecinos del centro, quienes ofrecen hospedaje en sus casas reacondicionadas, donde se podrá disfrutar de la vida de campo.

Otro lugar imperdible es la ciclovía Manzanar- Malalcahuello, de gran historia y cultura, parte del Geoparque, con 12 kilómetros de tramo sobre las antiguas líneas de trenes que unían las estaciones de ferrocarriles de Malalcahuello y Manzanar, por lo que une a ambos pueblos.

Si bien la mejor temporada para recorrer la ciclovía es entre octubre y mayo, recorrerla en invierno tiene su encanto.

Se atraviesan túneles con estalagtitas y estalagmitas, pasando por encima de la nieve en la bicicleta, con el volcán Lonquimay nevado de fondo.

Puedes pasar a tomar algo caliente con un kuchen de la zona en el trayecto, el que cuenta con 12,5 kilómetros solo de ida, dos túneles, 3 cruces por la carretera, una bajada al río Cautín y 1 mirador al Volcán Lonquimay.

Recuerda llevar guantes, gorro, lentes de sol y vestir manga larga para evitar el viento helado, además de una bicicleta con buenos neumáticos para pasar por sobre la nieve.

Algunas empresas que alquilan bicicletas y hacen tours por la ciclovía son Andenrose y Epupewen.

Malalcahuello es una villa de montaña entre el río Cautín y el volcán Lonquimay. En ella encontramos diversos atractivos como la Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas, que se puede visitar durante todo el año entre los días martes y domingo desde las 8:30 am a las 18:00 horas.

Dentro de la reserva está el Ski Corralco, del que hemos hablado constantemente que tiene sus puertas totalmente abiertas para disfrutar de sus pistas y la nieve caída, que durante esta semana previa a Fiestas Patrias cuenta con diversas promociones.

Mientras que la reserva está marcada por la actividad volcánica y glaciar, donde destaca el volcán Lonquimay. Sus caminos se encuentran repletos de Araucarias milenarias, junto a Nothofagus.

Lugar ideal para realizar trekking, así como también excursiones al cráter Navidad de media dificultad en raquetas de nieve, aprovechando lo que resta de invierno, pero para los más avezados, el ascenso al volcán Lonquimay es un imperdible.

La entrada varía entre $2.000 adultos chilenos, adolescentes chilenos entre 12 y 17 años $1.000, niños hasta 11 años gratis, discapacitados nacionales y tercera edad gratis.

Lugares para quedarse y disfrutar más de un día en el sector hay muchos, pero para asegurar un cupo, hay que preocuparse y planificarse con dos o tres semanas de anticipación al viaje.

Como en la Posada del Río, ubicada a 7 kilómetros del volcán Lonquimay, que cuenta con habitaciones totalmente equipadas para los días fríos, así como diferentes servicios adicionales a la estadía, como el traslado desde el aeropuerto de Temuco, arriendo de equipo de Ski Randonne o Alpino, arriendo de Mountain Bike y Hot Tub.

Otros lugares para hospedarse son el Hotel Boutique Nalcas, Hotel Cordillera del Sur, Hotel Corralco, Hotel del Campo Bosque Nativo, Hotel Plaza, Hotel Termas de Malalcahuello, Hotel Termas Manzanar, Hotel Turismo, así como también encontramos hostales y hosterías, Hospedaje Aliwen, Hospedaje Curacautín, entre otros, y por último también encontramos muchas cabañas, como Cabañas Agua Nieve, Cabañas Altomalal y muchas más. Para encontrar todos los lugares disponibles se puede visitar la página web de la municipalidad de Curacautín.

Para conectarse con los latidos de la tierra, con la historia de los lugares milenarios y la cultura de los pueblos originarios, están todos estos lugares disponibles para hacer la visita y el viaje más amenos. La invitación es a disfrutar de todas las sorpresas y maravillas de este sector que abarca gran parte de la Araucanía Andina.

Fotografías cortesía de: @gabrielbecerrar

Tags: , , , , , ,

Contenidos relacionados

Menú