ECOSISTEMAS DEL KÜTRALKURA: riquezas invaluables

folder_openNoticias
comment4 Comentarios

Los paisajes que encontrarás en el Geoparque Kütralkura son el resultado de la interacción entre diversos elementos de la naturaleza a través de procesos geológicos y climáticos que influyen en la formación de la superficie terrestre. Aquí podrás descubrir diferentes formas del relieve, tipos de rocas, suelos, ríos, lagos y una gran biodiversidad que se establece en zonas de acuerdo a las condiciones ambientales y a la capacidad de adaptación de las especies de flora y fauna. Atractivo, no es cierto?

Lo mágico de esta aventura diversa es que si caminas en silencio por el bosque, podrás ver y escuchar aves como el carpintero negro, buscando alimento en los troncos de árboles viejos; en lagunas o cursos de agua, puedes ver pequeños anfibios y reptiles; con un poco más de luz, en senderos despejados, puedes encontrar huellas de zorros y pumas; y si alcanzas las zonas altas, es posible observar el vuelo de un imponente cóndor, por nombrar algunas de las vivencias que se experimentan durante el contacto con la naturaleza en este maravilloso lugar llamado Geoparque Kütralkura.

BOSQUES

En el Kütralkura, existen diversos tipos de bosque que se distinguen entre sí por las especies de árboles predominantes. Destacan los dominados por araucarias que se encuentran en las zonas montañosas, desde mediana altura hasta el límite de la vegetación arbórea, principalmente en reservas y parques nacionales. En las zonas más altas de la cordillera, donde se encuentra el límite de la vegetación boscosa, es posible encontrar bosques de lengas y ñirres, con una característica forma de crecimiento achaparrado, debido a la acción del viento y la nieve. En laderas de mediana altura, se ubican otras formaciones boscosas donde dominan especies como el raulí y en zonas más bajas, se encuentra también el roble. Estas especies son conocidas como caducifolias, es decir, que pierden sus hojas, dotando al bosque de un colorido manto de rojos, amarillos y anaranjados hasta que los árboles pierden finalmente sus hojas en el otoño, para reverdecer en primavera.

HUMEDALES (LAGOS, LAGUNAS Y RÍOS)

Son ecosistemas que existen donde los ambientes acuáticos se unen con los terrestres y forman ambientes de transición que poseen características de ambos y otras que son particulares, lo que permite el desarrollo de diversos hábitats que albergan a numerosas especies. Estos lugares cumplen una importante función en la regulación del agua y como reservorio de biodiversidad. En el Geoparque Kütralkura, estos ambientes están asociados a lagos y lagunas cordilleranas de origen volcánico o glaciar, que forman parte de una compleja red de ríos y esteros, en cuyas riberas existe abundante vegetación. Esto ayuda a la absorción de agua y nutrientes y favorece la presencia de insectos, algas, peces y otros pequeños vertebrados, los que constituyen la base para el establecimiento de otras especies animales como las aves, que son las más visibles y llamativas de estos sistemas.

PRADERA ALTOANDINA

Se encuentra principalmente representada en la zona de Lonquimay para la actividad ganadera. Son valles que se encuentran en medio de zonas montañosas de altitudes de más de 2 mil metros sobre el nivel del mar. Estos ecosistemas han sido y siguen siendo utilizados por comunidades locales de forma estacional, estableciéndose por un tiempo allí para aprovechar los mejores pastos para sus animales, en lo que se conoce como veranadas. Son ecosistemas frágiles que cumplen un importante rol dentro del ciclo hidrológico de las cuencas aguas abajo, ya que permiten la absorción de agua que luego llega a esteros y ríos. En medio de estos paisajes pueden formarse lagunas estacionales que permiten el paso de aves. Algunas zonas de este ecosistema se encuentran en la vertiente este de la cordillera andina, donde se encuentra la pampa argentina, lugar conocido como Puel mapu en la cosmovisión mapuche, palabra que hace referencia al “lugar donde se buscan los sueños y la esperanza”

ESCORIAL

Existe entre los 800 y 1.100 metros sobre el nivel del mar en zonas como los faldeos de los volcanes Tolhuaca, Nevados de Sollipulli,  Llaima y  Lonquimay y corresponde a los lugares que han sido alcanzados por productos volcánicos de erupciones relativamente recientes que han destruido los ecosistemas preexistentes. Con el paso de los años, comienzan a establecerse varias especies de líquenes y musgos que colonizan las rocas volcánicas y contribuyen a la formación de finas capas de suelo, que permiten que más tarde puedan llegar otras especies herbáceas. A medida que el suelo se enriquece, pueden albergar arbustos y árboles y formar ecosistemas similares a los que existen en el entorno, en un proceso que se conoce como sucesión ecológica. Entre las especies vegetales posibles de observar en los escoriales, se encuentran la cola de zorro, romerillo, radal, coihue y ciprés de la cordillera.

ALTAS CUMBRES

Este ecosistema se ubica en áreas por sobre los 1.600 metros sobre el nivel del mar, donde crecen algunas plantas altoandinas, muchas de las cuales son suculentas y en invierno suelen quedar sepultadas bajo la nieve. Aquí puede observarse al cóndor y otras aves capaces de adaptarse al clima frío. Las altas cumbres, forman espacios fundamentales para la acumulación de nieve y permanencia de glaciares que alimentan los ecosistemas aguas abajo aportando enormes cantidades de agua dulce, elemento clave para la conservación y el desarrollo de la biodiversidad.

Como ven la riqueza del Kütralkura, que integra desde el 2019 la Red Mundial de Geoparques de la Unesco, es tremendamente única e insospechada. De ahí el gran interés que día a día ha despertado en miles de turistas por conocer este santuario natural que no sólo alberga millones de años de historia geológica, sino también riqueza ancestral del pueblo mapuche y todo el patrimonio natural que le otorga el conjunto privilegiado de ecosistemas. Este 2020 te atreverás a visitarlo?

 

 

 

Tags: ,

Contenidos relacionados

4 Comentarios.

Menú