AVENTURA SIN LÍMITES: treeking, mountainbike y kayak

folder_openNoticias

El entorno natural que integra la Araucanía Andina es extraordinariamente fantástico y por lo tanto un gran aliado también para los fanáticos de los deportes aventura. Sabido es, por ejemplo, que los senderos y la presencia de ríos correntosos, facilitan las actividades como el trekking y mountainbike. En este caso, si deseas recorrer en bicicleta cerros y pendientes que convierten aventuras de excursión en pura adrenalina, las opciones son varias. Por ejemplo, para disfrutar una ruta más bien tranquila, existe la ciclovía Manzanar –Malalcahuello, de una extensión de poco más de 12 kilómetros por un antiguo ramal ferroviario. En el sector de Icalma, se puede andar con moderada dificultad una extensión de 36 kilómetros y para los más atrevidos, hay una ruta en el lago Galletué de 45 kilómetros, hasta llegar al cráter del Batea Mahuida, catalogada de difícil ejecución.

 

Por otra parte, el senderismo es una de las prácticas más demandadas en todo el territorio andino debido a la gran diversidad de rutas que pueden ser recorridas tanto por caminos señalizados como por senderos poco explorados. Cualquiera sea la opción, la garantía de conocer lugares únicos, es absoluta. Si tienes la oportunidad de visitar el Parque Nacional Conguillío y disfrutas de las buenas caminatas, claramente este lugar es una excelente opción. Uno de los senderos más visitados subiendo por el cerro que colinda a la laguna Conguillío es el Sierra Nevada, que llega hasta la base del volcán del mismo nombre. Pero también existe la alternativa del sendero Pastos Blancos, el camino más extenso del parque con 13 kilómetros de ruta que puede recorrerse en aproximadamente 5 horas de trayecto sólo de ida.

 

Ubicado en el acceso norte del parque, el sendero de la Laguna Captrén también invita a caminar y maravillarse observando árboles nativos sumergidos en el agua y aves de fauna nativa, especialmente en época migratoria. El sendero de la Laguna Arcoíris, de un kilómetro de extensión, es una ruta de fácil acceso recomendada especialmente para las familias. De dificultad media, el cráter Navidad, situado en la Reserva Nacional Malalcahuelo, ofrece un ascenso que comienza desde la ladera sur del volcán Lonquimay, por un camino poco demarcado pero donde aún se puede apreciar  el paso de las cenizas y la lava de la última erupción, en medio de bosques de araucarias y cascadas que dan origen al río Cautín. Como ven, las alternativas son variadas y para todos los gustos.

Pero la Araucanía Andina también considera espacio para los amantes de la aventura en ríos. Las prácticas del kayak y el rafting atraen cada año a muchos turistas de diferentes rincones por el atractivo de las aguas cordilleranas. Los ríos Allipén, Peuco y Truful, son escenarios para los avezados en descensos de variada dificultad. De hecho, prontamente se llevará a cabo un evento que espera reunir a cientos de aficionados de estos deportes aventura. Se trata del “Festival del Río Truful Fest”, que nace de la necesidad de proteger nuestros cursos de agua que hoy están siendo amenazados por proyectos hidroeléctricos, pisciculturas con mal funcionamiento e incluso por incursiones mineras. La comuna de Melipeuco cuenta con recursos naturales muy valiosos, que han convivido con la comunidad local desde antaño, algunos destacando por su gran poder y energía ligados a la espiritualidad del pueblo mapuche. Es la principal misión de este evento que ha sido programado para los días 14 y 15 de diciembre en el salto Truful Truful.

Contenidos relacionados

Menú