Araucanía Andina en dos ruedas: Conexión entre naturaleza, historia y deporte

folder_openNoticias

La Araucanía Andina tiene parajes imperdibles con sus araucarias milenarias, sus volcanes y lagunas. Un lugar lleno de naturaleza, cultura y patrimonio de la Región de la Araucanía.

Imagínate recorrer sus parajes con aventura y deporte, como por ejemplo en dos ruedas por huellas que atraviesan valles de lava, bordes de ríos o bosques nativos.

Pues no te lo imagines, ya que en la zona encontramos dos ciclovías de casi 40 kilómetros en total, preparadas para recorrerlas con una dificultad moderada, por lo que se puede realizar en familia. Ambas usan el antiguo ramal de la línea ferroviaria que cruzaba desde Púa hasta Lonquimay. Una la encontramos en la comuna de Curacautín y la otra en Lonquimay.

En Curacautín está ubicada la más reconocida, Manzanar – Malalcahuello, una ciclovía de primer nivel con un trazado de 12 kilómetros de extensión, que cruza túneles, escoriales volcánicos y bosques, teniendo como escenario de fondo el Volcán Lonquimay.

Fotografía: @gabrielbecerrar

Esta ruta fue creada en el año 2011 y buscaba unir ambas localidades a través de la línea férrea que unía Victoria con Lonquimay desde 1940. Un camino asfaltado con una baja dificultad, apta para todo público y con una gran historia que permite juntar dos edificios patrimoniales como son la estación de ferrocarriles Manzanar y Malalcahuello.

El lugar es panorama imperdible tanto para los turistas como para quienes son de la región y puedan escaparse los fines de semana. Este recorrido es considerado por colegios y establecimientos educacionales de la zona, para adentrar a los estudiantes al mundo del deporte, la actividad física y la historia del ferrocarril, con un sentido de pertenencia y cuidado del entorno natural.

La otra ciclovía que encontramos en Lonquimay es una más nueva y bellísima que comienza en la salida del Túnel Las Raíces y que tiene este mismo nombre. La ruta cuenta con la construcción de seis paradores turísticos que van haciendo de lugares de descanso a los que recorren el ramal, y que a su vez va mostrando las distintas condiciones paisajísticas de esta localidad.

Además, se remodelaron tres puentes que estaban muy deteriorados, el Puente del Glaciar, que es el de mayor longitud y escenario perfecto para contemplar el glaciar de Sierra Nevada, el Puente del Viento, un elemento escultórico en movimiento, y el Puente del Silencio, en el bosque cordillerano, donde con dos portales se enmarca el recorrido y la apertura hacia el maravilloso paisaje.

Este proyecto tomó elementos constructivos que rememoran el ferrocarril, por lo que tiene su esencia de acero y madera, ya que como dicen “un lugar puede mirar al futuro sólo si mantiene su pasado en la memoria colectiva de su gente”.

La ruta consta de 19 kilómetros, está asfaltada y completamente señalizada, además de tener una baja dificultad en su recorrido. Para recorrerla se debe ir equipado con lentes de sol, agua, protector solar y gorro para los días de calor.

Pero si quieres realizar un recorrido de mayor dificultad, puedes tomar algunos tours que recorren el Parque Nacional Conguillío, como por ejemplo la Ruta Interlagos Araucanía Andina, que comienza precisamente en Curacautín. El primer tramo se dirige hacia el oriente de esta localidad por un camino de pavimento que atraviesa campos agrícolas, para tomar un desvío por un camino de tierra y ripio que culminará en el Parque Nacional Conguillío.

Fotografía: @gabrielbecerrar

Este parque cuenta con innumerables lugares para visitar y conectarse con los bosques nativos, conocer la laguna Captren, recorrer los caminos rodeados por coigües, lengas y araucarias, además de contemplar el Volcán Llaima y conocer la araucaria madre. En este lugar se puede hacer una parada para pasar la noche para continuar al otro día con el camino hacia Melipeuco y Cunco.

Mientras se atraviesa el parque para salir por el acceso sur, se podrá conocer la Laguna Arcoiris, la Laguna Verde y los escoriales de erupciones volcánicas pasadas. Luego por la ruta S-61 en dirección al este se llegará hasta Melipeuco y Cunco, paradas imperdibles para optar a algún servicio entre la ruta, para continuar hasta el sector del Lago Colico.

Desde este punto se sigue por un camino de tierra bordeando aguas prístinas y claras, rodeadas de bosques nativos, hasta llegar al sector de Playa Negra, a orillas del Lago Caburgua, con una espectacular vista al imponente Volcán Villarrica.

A pocos kilómetros de este sector se puede apreciar el fin del Lago Caburgua y la floración del Lago Espejo, en donde aparecen cuestas, entre cajones y farellones con vistas panorámicas del valle. Aquí se continúa subiendo y se atraviesa la zona de la Araucanía Lacustre, para luego continuar hasta Panguipulli en la Región de Los Ríos y culminar con esta ruta, pero en este punto termina la zona de la Araucanía Andina.

Una manera diferente de recorrer los parajes que depara la naturaleza, de la mano de la aventura y el deporte, con gustos para todos y de variadas dificultades, tanto como para la familia como para los más avezados.

Convierte a la bicicleta en tu mejor aliada para conocer y admirar la belleza indómita de la Araucanía Andina.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Contenidos relacionados

Menú